Cómo acelerar Windows 10 | Consejos y trucos

Son muchas las causas que pueden ralentizar una PC con Windows 10, descubrirlas no es fácil. Si estás buscando una forma rápida e inmediata de hacer que tu Windows 10 sea más rápido, simplemente sigue los consejos y trucos de esta guía.

Si tu PC tarda demasiado en iniciarse o cuando abres programas notas una ralentización general del sistema (incluso con un disco SSD en tu PC), continúa leyendo esta guía. Incluso puede ser que no notes aumentos significativos de velocidad, pero definitivamente ayudará a que tu PC no se ralentice más. A continuación puedes encontrar los mejores trucos para hacer que Windows 10 sea más rápido.

Formar de acelerar Windows 10

CCleaner

Una de las herramientas más efectivas es CCleaner, un programa gratuito que puede limpiar todos los archivos innecesarios en su PC y arreglar el registro del sistema, además de ofrecer otras funciones útiles para acelerar el inicio.

Limpieza del sistema

La primera pantalla es para Limpieza del sistema. Todos los programas que necesitan limpieza y los archivos temporales que se pueden eliminar ya están seleccionados. Para iniciar el análisis, haz clic en «Analizar» en la parte inferior; al final del análisis, simplemente haz clic en «Iniciar limpieza».

Limpieza del registro

Después de limpiar el sistema, ve a la sección Registro, disponible en la barra lateral izquierda del programa.

Además, en este caso todos los elementos ya están seleccionados, solo tienes que analizar los problemas en el registro del sistema de Windows haciendo clic en «Buscar problemas». Al final del análisis, haz clic en «Reparar problemas seleccionados» para limpiar el registro del sistema.

El programa te pedirá que hagas una copia de seguridad del registro, lo cual recomiendo absolutamente hacerlo. Si hay muchas entradas, haz clic en Reparar seleccionadas inmediatamente para acelerar la eliminación de las entradas innecesarias en el sistema.

Gestión de programas en inicio automático

Después de limpiar el registro puedes ir a la sección más importante de los menús en la barra lateral izquierda del programa: “Herramientas”.
En esta sección hay varios submenús, todos muy útiles para acelerar el sistema operativo. El primer menú que te recomiendo que visites es «Inicio».

En el menú hay tres pestañas (de las cuales solo la primera es realmente útil para acelerar Windows): WindowsProcesos programados y Menú contextual.

Dentro de la pestaña de Windows encontrarás todos los programas y procesos que se inician automáticamente junto con el sistema operativo.
Si tienes demasiados programas en inicio automático, puedes mejorar enormemente las cosas seleccionando los programas y procesos que consideres innecesarios y utilizando el elemento «Desactivar».

Obviamente no desactives todos los elementos, por ejemplo deja el icono del antivirus, los programas de sincronización (Google Drive, Dropbox, etc.) y otros programas que consideres útiles.

Desinstalar programas obsoletos

Desinstalar programas obsoletos
Desinstalar programas obsoletos

Otro elemento útil de CCleaner es Uninstall, que te permite eliminar los programas más pesados ​​de tu PC. Para descubrir inmediatamente los programas más pesados, haz clic en el campo Tamaño para reordenar los programas por tamaño ocupado en el disco.

Una vez que hayas encontrado los programas pesados ​​que ya no usas, selecciónalos y presiona «Desinstalar» para eliminarlos de tu PC.

Ajustar el rendimiento y los datos reales visuales

Puede ajustar el rendimiento y los efectos del sistema para hacer que Windows sea más rápido, especialmente si tu PC no tiene mucha RAM, si no tienes una tarjeta de video dedicada o si la CPU tiene algunos años de respaldo.

Para ajustar los efectos visuales y el rendimiento gráfico, abre el menú Inicio en Windows 10 y escribe «Configuración avanzada del sistema».

En la ventana que se abre, haz clic en el elemento «Configuración» en la sección Rendimiento.

Desde aquí puedes ajustar la configuración de Windows con respecto a gráficos y efectos.

Elige los efectos gráficos que deseas eliminar. En esta ventana también puedes hacer clic directamente en Ajustar para obtener el mejor rendimiento, de manera que se desactive cualquier efecto gráfico de embellecimiento del sistema operativo.

Programa para actualizar Windows 10 con los últimos controladores disponibles

Otra causa de ralentización puede deberse a controladores obsoletos en el sistema. Si algunos componentes ya no reciben controladores actualizados, es posible que no funcionen correctamente con las últimas versiones de Windows, lo que provoca ralentizaciones y bloqueos.

Para actualizar los controladores a la última versión disponible, puedes apuntar a “Driver Booster”, un programa que se puede descargar de forma gratuita.

Simplemente instálalo y ejecútalo para encontrar controladores obsoletos en tu PC de inmediato.

Presiona Escanear para escanear todos los periféricos en la PC y cuando se te solicite, haz clic en «Instalar» para obtener los controladores más nuevos.

Cómo comprobar si hay errores en el sistema de archivos

Cómo comprobar si hay errores en el sistema de archivos
Cómo comprobar si hay errores en el sistema de archivos

Otra buena forma de mejorar el rendimiento es utilizar la función CheckDisk, más conocida como CHKDSK. Esta utilidad verifica que no haya errores en Windows y te permite encontrar cualquier archivo huérfano en el sistema de archivos que pueda ralentizar el inicio del sistema operativo o la ejecución de programas.

Para ejecutar la función CheckDisk en Windows 10: abre el Explorador de Windows en la barra de programas y ve a Esta PC; ahora haz clic con el botón derecho en el disco del sistema (:C) y selecciona el elemento «Propiedades».

En la ventana que aparece, ve a la pestaña Herramientas y, en la sección Comprobación de errores, haz clic en el elemento «Verificar».

El sistema ejecutará CheckDisk en busca de errores. Es posible que sea necesario reiniciar el sistema para completar la verificación del disco.

Restaurar al estado original sin formatear

Si todos estos consejos no le han permitido hacer que el sistema operativo Windows responda mejor, siempre puede restaurarlo a su estado original sin tener que formatear todo el disco. Windows 10 te permite restaurar la configuración original directamente desde su configuración.

Abra el menú Inicio de Windows 10 y escribe «Opciones de recuperación», abriendo la entrada del mismo nombre.

Esto abrirá una pantalla del nuevo panel de configuración, donde puedes seleccionar «Comenzar» en la sección Restablecer su PC.

El sistema se reiniciará y te preguntará si deseas conservar los datos en tu PC. Elige esta forma si no tienes una copia de seguridad y deseas mantener los documentos, la música, las imágenes y los videos guardados en tu computadora.

Una vez iniciado el procedimiento, ya no se puede volver atrás: la PC se restaurará y volverá a su estado inicial, sin más errores ni ralentizaciones de ningún tipo.

Deja un comentario