Cocinar pizza casera: consejos y trucos

La cocción de la pizza casera se puede realizar de diferentes formas según los electrodomésticos disponibles. Desde el tiempo de cocción de la pizza hasta la base sobre la que se cocinará el plato, los factores que contribuyen a crear una pizza deliciosa son muchos y no siempre es fácil elegir qué tipo de cocción utilizar.

Por ello, con el fin de arrojar luz sobre el tema, hemos decidido crear una guía de cómo cocinar pizza que describa las ventajas y desventajas de los principales métodos de cocción que se suelen utilizar para cocinar este querido plato.

Los principales modos de cocción

Para hacer pizza casera, los métodos que se pueden utilizar habitualmente son dos: el horno y piedras refractarias.

Claramente, los distintos tipos de horno y piedras pueden influir fuertemente en el resultado final tanto en términos de sabor como en términos de fragancia y apariencia, por lo que se hace necesario entrar en más detalles sobre estos métodos de cocción.

Para cocinar pizza, el horno es probablemente la primera solución que se te ocurra. De hecho, la cocción más tradicional de la pizza se realiza con horno de leña. Evidentemente, este tipo de horno apenas se encuentra en las viviendas particulares, por lo que pasaremos inmediatamente a describir la cocción de la pizza mediante hornos normales, eléctricos, microondas o de piedra refractaria.

Opciones de cocina

Horno normal: El horno normal, que es el que se encuentra a menudo en los hogares, se puede utilizar para cocinar pizza tanto en modo estático como ventilado. En el primer caso es recomendable colocar la pizza en el fondo durante los primeros cinco minutos y luego moverla a la mitad, cuando en cambio el horno está ventilado, puedes cocinarla de forma segura en el centro.

Horno eléctrico: La funcionalidad de un horno eléctrico puede variar según el modelo, sin embargo, en principio es preferible cocinar la pizza en modo estático, cuidando de colocarla en el nivel inferior, dejando que el aire circule de forma natural. Además, el plato debe colocarse en el estante inferior, teniendo en cuenta que parte de la cocción se realizará por radiación gracias al calor que emite la resistencia colocada en la parte superior.

Horno de microondas: cocinar pizza en un microondas ventilado es una solución alternativa para aquellos que desean experimentar con un método de cocción innovador. En los hornos de microondas más avanzados también hay funciones especiales ‘crujientes’ diseñadas específicamente para cocinar pizza.

Piedra refractaria: Hornear pizza sobre piedra refractaria significa utilizar un tipo de piedra que pueda almacenar calor y absorber la humedad para reducir los tiempos de cocción y obtener un resultado casi perfecto.

Cocinar pizza en el horno

Cocinar pizza en el horno
Cocinar pizza en el horno

La cocción de pizza en un horno se acondiciona mediante tres métodos diferentes de transferencia de calor. En primer lugar tenemos la conducción térmica, o el paso del calor de un cuerpo más caliente, como el horno, a un cuerpo más frío, nuestra pizza. En segundo lugar, encontramos la radiación térmica, que es la característica fundamental de los hornos de gas, eléctricos o microondas, ya sean ventilados o estáticos. La radiación se produce a través de las ondas electromagnéticas emitidas por la resistencia de un horno eléctrico o por la llama de un horno de gas. Por último, tenemos la convención térmica, es decir, el aire del interior del horno entra en contacto con la pizza mediante movimientos convectivos. Estos tres aspectos garantizan una perfecta cocción de la pizza incluso si no se puede utilizar un horno de leña tradicional.

Para obtener el mejor resultado posible, también es necesario considerar cocinar la pizza en una sartén, o qué sartén elegir para cocinar tu propia pizza. En general, la sartén no debe ser demasiado gruesa para obtener la fragancia adecuada.

Hay dos variantes muy importantes a tener en cuenta a la hora de cocinar con el horno: el tiempo de cocción y la temperatura de la pizza.

En general, se recomienda fijar una temperatura de 250 ° con un horno estático y cocinar durante unos 15 minutos. Aquí hay una guía paso a paso enfocada en cocinar:

  • Hornea la pizza en un horno estático precalentado a 250 °. Por si acaso, una temperatura de 220-230 ° también está bien.
  • Si el horno está ventilado, configura una temperatura 20 ° más baja.
  • Después de 3-4 minutos, verifica si el fondo de la pizza está dorado y, si es así, agrega la mozzarella u otros ingredientes.
  • Hornea nuevamente en el estante más bajo a una temperatura de 200 °.

Cocinar en Hearthstone

Cocinar pizza en piedra refractaria
Cocinar pizza en piedra refractaria

La cocción a través de una piedra refractaria se diferencia de la cocción normal en el horno porque permite alcanzar una altísima calidad del producto final. En particular, las piedras refractarias pueden alcanzar y mantener temperaturas muy altas, lo que permite que la pizza se cocine de manera uniforme en todos los puntos. Del mismo modo, cocinar una pizza en piedra de lava también tiene casi las mismas ventajas que aportan las piedras refractarias. He aquí cómo cocinar pizza en piedras refractarias:

  • Introduce la piedra en el horno, enciéndela y espera a que alcance la temperatura máxima.
  • Con ayuda de una pala de madera, coloca la masa de pizza sobre la piedra.
  • Cocina durante aproximadamente un cuarto de hora.
  • Retira la pizza con la pala de madera especial.

Pizza casera: qué hacer y qué evitar

Ahora que hemos visto los métodos de cocción en detalle, veamos algunos consejos sobre qué hacer y qué evitar cuando queremos preparar pizza casera.

Qué hacer:

  • Cuando utilices una piedra refractaria, espolvorea un poco de harina en la pala para facilitar el deslizamiento de la pizza.
  • Si tienes hornos de diferentes tamaños, elige el más pequeño para evitar pérdidas de calor.
  • Ármate de paciencia; la levadura de la masa necesita tiempo para ser perfecta.
  • Si horneas dos pizzas al mismo tiempo, deja la temperatura a unos 230 °.

Que evitar:

  • Evita disolver la levadura y la sal en agua al mismo tiempo.
  • Evita agregar levadura para acelerar la levadura.
  • Evita dejar la masa sin tapar durante la lechada.
  • Evita cocinar todos los ingredientes desde el principio, pero agrega los condimentos a medida que avanza la cocción.

Consejos para cocinar pizza casera

Cuando decides hacer pizza en casa, cocinar es una parte clave del proceso para obtener un resultado delicioso. La pizza se puede cocinar en casa utilizando un horno de gas, eléctrico, microondas o incluso con la ayuda de una piedra refractaria para asegurar una cocción homogénea en toda la masa. En cualquier caso, independientemente del tipo de horno elegido, es importante respetar siempre los tiempos y temperaturas de cocción indicados en la receta para evitar quemar o no cocinar suficientemente tu pizza.

Deja un comentario